Se encuentra usted aquí

Profundizando el liderazgo argentino en derechos humanos

La promoción de los derechos humanos constituye un eje central de nuestra política exterior. La Argentina trabaja conjuntamente con otros actores del sistema nacional e internacional de derechos humanos con el objeto de promover acciones que generen avances concretos en el disfrute de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales, es decir, los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.

Desde el retorno de la democracia en 1983, la sociedad argentina ha buscado la verdad sobre las graves violaciones a los derechos humanos cometidas y la erradicación de la impunidad. Esto se ha visto plasmado en un proceso de justicia transicional que ha sido reconocido internacionalmente, y que ha permitido a la Argentina tener un rol relevante en la materia. De esta manera, ha impulsado en el ámbito universal la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, el derecho a la verdad, y el uso de la genética forense.

Asimismo, la Argentina se ha manifestado en contra de cualquier atrocidad masiva, y  ha desplegado una intensa acción para la prevención del genocidio. Consecuentemente, ha organizado foros regionales para la prevención del genocidio, y es miembro fundador de la red de Acción Global Contra las Atrocidades Masivas, y de la Red Latinoamericana para la Prevención del Genocidio. Esta última tiene por fin incorporar y desarrollar a través de la capacitación y la cooperación regional, el concepto de educación en la prevención del genocidio y atrocidades masivas, como una prioridad en la agenda latinoamericana.

Este accionar internacional también se ha visto reflejado en un constante apoyo a la indivisibilidad e interdependencia de los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos, al desarrollo del derecho internacional de los derechos humanos, y a las acciones en pos del goce efectivo de sus derechos por parte de los sectores de la población en situación de vulnerabilidad. 

A nivel regional, la Argentina apoya el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, el cual ha sido un socio en el desarrollo de instituciones de derechos humanos desde el retorno de la democracia y un instrumento de mejora institucional al interior del Estado.

Nuestro país también participa activamente en las reuniones de derechos humanos que tienen lugar en el ámbito de UNASUR y del MERCOSUR, y es sede del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercado Común.